Se trata de un proyecto de explotación de oro aluvional con fines turísticos en una mina que actualmente está fuera de servicio.


Se trata de Mina Puma, un emprendimiento cuyo expediente data del año 1998 y que se ubica sobre el cauce del arroyo Blanco, efluente del río Epuyén, cuya subcuenca constituye la parte sur de la gran cuenca interprovincial y binacional del rio Puelo.

Mineria artesanal. Imagen ilustrativa.

“Esta mina tiene muchos años, en ese sector tradicionalmente los pobladores van a buscar oro con unas bateas, lavan la arena, las piedras, es algo que se realiza hace tiempo”, dijo a Télam Nelson Ávalos, comunicador social y poblador de Epuyén.

“Lo que sucede es que esta aprobación del estudio de informe del impacto ambiental es como una renovación de la manera de explotar y del destino al que esta dirigido” dijo Ávalos y explicó “o sea no está dirigido a la explotación o extracción artesanal de oro, sino a un proyecto que apunta al turismo y que según el propio informe va a ser ofrecido en el circuito internacional de turismo de aventura“.

Epuyen.

Según el proyecto los turistas van a poder tener la experiencia de realizar la extracción de oro aluvional de forma artesanal, que se llevaría a cabo a través de una maquina que levanta el ripio, la piedra y la arena y una bomba que va sacar el agua del arroyo y para usarse para lavar y ver si queda oro.






Comentarios