Tras el temporal que azotó a Comodoro, muchas familias fueron reubicadas en módulos provisorios. A dos años, las condiciones de vida son lamentables.


Un grupo de vecinos que aún permanece en los módulos del barrio Laprida, denuncian hacinamiento. Los módulos, que están a cargo de Nación, preveían dar una respuesta provisoria a las familias que perdieron su casa en el temporal que sufrió Comodoro.

Módulos de Nación en Laprida.

Una vecina, María Olima brindó detalles de cómo se vive a dos años del temporal en los módulos. “No tenemos agua adentro los módulos, el baño está afuera y es un baño compartido. La ducha que tenemos la compartimos entre niños, adolescentes y adultos”.

La vida útil de los módulos era de un año.

Olima indicó que la vida útil de los módulos era de un año y el deterioro es notable. “Las divisiones para convivir son tan precarias que deben separar habitaciones con frazadas. Y esperan la entrega de viviendas que se comprometieron, estiman que en un plazo de cinco meses podrían estar, sin embargo ello implica pasar el invierno en malas condiciones”.

Se prevé un período invernal en malas condiciones.

De inmediato, desde los módulos reclaman la reparación de los tendidos eléctricos que cayeron sobre los módulos y ante una lluvia pueden convertirse en un riesgo. Cabe señalar que el deterioro llegó a tal punto que dentro de los módulos son pocas las familias que aún cuentan con luz






Comentarios