Es para impedir el ingreso a la provincia de extranjeros vinculados con delitos.


La oficina local de Migraciones cuenta con un nuevo titular desde hace 20 días. Claudia Rivero, la nueva delegada del área, se manifestó de acuerdo con la iniciativa de impedir el ingreso a la provincia de extranjeros vinculados con delitos, y sostuvo que se trabaja para fortalecer los controles que permitan regularizar la situación de los inmigrantes que viven en la ciudad.

Oficina local de Migraciones.

Si bien la delegación local de Migraciones no tuvo intervención en los operativos que este viernes por la mañana se realizaron en La Saladita, la delegada indicó que “sólo recibí un llamado del Subsecretario de Gestión Urbana, Fernando Vivas, consultándome la posibilidad de realizar esto, pero le comente que en el mes de enero ya se había realizado.”

Gestión Urbana realizó un operativo en la denominada Saladita.

“En el relevamiento que realizó migraciones, donde todavía no estaba a cargo, se encontraron 30 personas, no todas extranjeras, de estas 28 estaban de manera regular y 2 irregulares, que esto quiere decir que no cumplen los requisitos para estar en el país”, contó, y agregó que “tienen 30 días para regularizar su situación y se les hace un seguimiento”.

Impedir el ingreso a personas involucradas con el delito y también en los pases fronterizos.

En cuanto al decreto provincial que propone negar el ingreso al territorio provincial de extranjeros que hayan delinquido, o con causas judiciales, Rivero indicó que “se comparte la naturaleza, de la formalidad no voy a opinar, pero el espíritu es impedir el ingreso a personas involucradas con el delito y también en los pases fronterizos”.






Comentarios