Se controlaron 121 vehículos, 20 fueron trasladados al Corralón por irregularidades y el test de alcoholemia más alto fue de 2,55 g/l.


Durante la madrugada del sábado y el domingo, desde las 5 de la madrugada y hasta las 8, la Dirección General de Tránsito encabezó controles para la realización de test de alcoholemia y verificación de documentación personal y vehicular. En la primera jornada, se realizaron en Avenida Del Libertador y calle Golfo San Jorge; mientras que el domingo fueron en la intersección de Avenida Rivadavia y calle Alsina.

Los operativos se desarrollaron durante el fin de semana.

En detalle, el subsecretario Ricardo Murcia explicó que durante el operativo en Avenida Del Libertador y Golfo San Jorge, el día sábado, “se controlaron 45 vehículos y se labraron 7 actas por infracción. En este caso –continuó – 6 actas fueron por encontrarse los automovilistas en estado de ebriedad y la otra por carecer de documentación vehicular obligatoria”.

Varios vehículos fueron secuestrados.

No obstante, señaló que “de los 6 que presentaron alcoholemia positiva sólo 5 fueron derivados al Corralón, porque uno de los conductores se pudo retirar por baja medición en el test de alcohol en sangre.

Hubo alcoholemias positivas.

Asimismo, el rodado que no contaba con la documentación obligatoria también resultó secuestrado”, precisó; y dijo que “en esta oportunidad, la alcoholemia más alta fue de 2,55 g/l y la más baja de 0,18 g/l”.






Comentarios