Así lo resolvió la jueza María Nieto ante la presentación de un grupo de padres. Caso contrario podría haber sanciones económicas.


La presentación realizada por un grupo de padres ante la justicia, tuvo un fallo por parte de la jueza de Familia María Marta Nieto quien dictaminó  “la prohibición de suspender el dictado de clases con motivo en medidas de fuerza adoptadas gremialmente”, y señalando que la decisión abarca a todos los niveles educativos de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly.

Los padres realizaron una presentación para que se retomen las clases.

En su resolución establece que los docentes deben cesar en las medidas de fuerza “cualquiera sea su modalidad, que impidan la normal prestación del servicio de educación, bajo apercibimiento de imponer sanciones pecuniarias o de otra índole a fin de vencer la resistencia a su cumplimiento”. Asimismo intima  al Ministerio de Educación de la provincia a brindar respuestas ante el reclamo gremial a fin de garantizar el derecho a la educación de los estudiantes.

Los docentes continúan con su vigilia en Supervisión de Escuelas.

De esta manera, la magistrada hace lugar a la medida cautelar en el marco del recurso de amparo aún en trámite impulsado por la Oficina de Derechos y Garantías, con compañamiento de la Asesoría de Familia, luego de la audiencia de conciliación que había comenzado el lunes 28 de mayo y que pasó a un cuarto intermedio hasta el 30.

Graciela Cigudosa, ministra de Educación de Chubut también forma parte del encuentro con ATECh.

El fallo de la jueza es preventivo y tendrá duración hasta que se resuelva el amparo. Provincia, a través del  Ministerio de Educación tendrá un plazo de 20 días hábiles para informar sobre las medidas a adoptar. Cabe recordar igualmente que se ha dictado una Conciliación Obligatoria que el gremio desconocía, de todas maneras la jueza hace mención a la misma “bajo apercibimiento de imponer sanciones pecuniarias o de otra índole a fin de vencer la resistencia a su cumplimiento”.




Comentarios