Los jubilados volvieron a SEROS pero está vez para dejar un escrito por el incumplimiento del pedido de una mesa de diálogo.


Hace una semana que se levantó la toma en el edificio de SEROS tras 108 días, los jubilados lograron ser escuchados, y se fueron con compromisos asumidos por parte del directorio. Una semana más tarde volvieron para presentar un escrito por el incumplimiento de una promesa.

Toma de SEROS – Esquel

Los jubilados pidieron una mesa de diálogo abierta a los siete días de levantada la toma, pero el tiempo transcurrió y no hay novedades, es por eso que presentaron un escrito reclamando el incumplimiento. En dicha mesa debían participar representantes de SEROS, y el Ministro de Economía. Sin ningún tipo de novedades, ni avances trás una semana, se decidió realizar un reclamo formal.




Comentarios