Ocurrió en Playa Unión, empezaron a llegar "invitados" y la policía debió acudir al lugar.


En el marco de la semana del estudiante y la llegada de la primavera es común que los chicos se junten a festejar, pero en este caso una simple reunión se convirtió una verdadera fiesta casi al estilo de la película Proyecto X. 

Las “invitaciones” circularon y la casa se llenó de adolescentes.

La policía debió intervenir en una vivienda alrededor de las 4 de la mañana en una vivienda donde se habían concentrado cerca de 100 adolescentes. La policía se comunicó con la madre de la joven que dijo que estar a cargo del lugar y la mujer expresó que su hija le había pedido la casa a su abuelo para juntarse con cuatro amigas, pero se fueron sumando jóvenes y se llegó a un centenar de personas.

La propia menor reconoció a la policía que en un momento fue imposible controlar el ingreso de jóvenes y que muchos de ellos ni se conocían.




Comentarios