Cabe aclarar, que este equipamiento cuenta con filtros, que deben ser reemplazados cada 5 mil horas de uso.


Se trata de una serie de filtros para el correcto funcionamiento de los equipos de alto flujo, de vital importancia para el área de Pediatría del nosocomio. “Este equipamiento evita, en la mayoría de los casos, que los niños afectados por bronquiolitis y otras patologías respiratorias, deban recibir tratamientos de mayor complejidad”, destacó el secretario de Salud, Carlos Catalá.

Entrega de insumos

En ese contexto, el Servicio de Pediatría del Hospital Regional posee actualmente 6 equipos de alto flujo, que fueron otorgados oportunamente por la Municipalidad para mejorar la atención del sector. Cabe aclarar, que este equipamiento cuenta con filtros, que deben ser reemplazados cada 5 mil horas de uso.

Carlos Catalá, secretario de Salud Municipal.

Al respecto, Catalá afirmó que “en el marco de nuestras estrategias de promoción y prevención de la salud y el trabajo mancomunado con el Hospital, oportunamente donamos estos equipos, que requieren el recambio de insumos cada cierto tiempo para su funcionamiento. Desde el Municipio continuamos sosteniendo la salud pública y nuestra apuesta es trabajar codo a codo con las instituciones”.

Bronquiolitis

Continuando en ese tenor, explicó que “estamos en épocas de brote de bronquiolitis y otras patologías respiratorias, y este equipamiento reduce notoriamente la posibilidad de que los niños atendidos por estas afecciones deban recibir tratamientos de mayor complejidad, ya que, hasta el momento, el 70% de los chicos que pasaron por este procedimiento, no lo requirieron”.






Comentarios