La jefa de Departamento de Obstetricia de la Maternidad Provincial manifestó que en los últimos tres meses atendieron tres casos.


Uno de los problemas más grandes que se afronta a nivel país es la creciente cantidad de abusos a menores, algunos de ellos terminan en embarazo y allí vuelve a saltar el reclamo de un sector de la sociedad para que se apruebe la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

La que se refirió a esto fue Marina Villagra, jefa de Departamento de Obstetricia de la Maternidad Provincial, que reveló que ya van atendiendo varios casos de niñas embarazadas por abusos sexuales. “Me impactó que en tres meses tuvimos esos tres casos seguidos de violación, con denuncia y todo el protocolo realizado, pero que fueron captados tardíamente. Llegan cuando se tienen que programar la cesárea o para ver el seguimiento, cómo se va a trabajar con ese entorno”, manifestó.

“Siempre es un trabajo difícil entablar una relación con una nena que capaz no tiene mucha idea de lo que es afrontar un embarazo. No está preparado el organismo ni físico ni mentalmente para poder llevar adelante un embarazo”, continuó.

Para finalizar, Villagra comentó: “Hay casos en que hay nenas que dicen que quieren seguir con el embarazo, que no son producto a veces de violaciones, pero en el entorno de la edad de ellas está considerado que un embarazo no es buscado, no es deseado en esa edad. Entonces, hay que tratar, como equipo de salud, de darle desde una mirada multidisciplinaria integral toda la contención jo tan solo a ella sino también a la familia”, culminó en declaraciones a El Esquiú.




Comentarios