La oposición empieza a sufrir serios problemas de cara a las elecciones, así lo expresó el dirigente de la Corriente Progresista Radical (CPR).


Horas agitadas son las que se viven en el arco político catamarqueño, sobre todo en lo que respecta a la oposición, ya que la alianza entre la Unión Cívica Radical y Cambiemos empieza a resquebrajarse y se teme que se llegue a la misma situación que se dio días atrás en Córdoba.

Rodolfo Ibáñez, dirigente de la Corriente Progresista Radical (CPR), empieza a replantearse lo que sucederá de aquí al futuro con este espacio político. “Estamos siendo críticos. y a su vez, estamos convocando a los demás radicales para que juntos podamos analizar lo que está pasando a nivel nacional con respecto a esta alianza que tenemos con Cambiemos”, manifestó.

“Si bien es cierto que estamos dentro del proyecto de Cambiemos, pero también somos críticos porque la Unión Cívica Radical tiene su gran parte dentro de este proyecto, y por ahí los radicales nos sentimos un poco desiliusionados. Y da también a pensar que dentro de esta gran alianza, la Unión Cívica Radical ha sido dejada de lado”, continuó.

Por último, dejó en claro que se busca mayor protagonismo a la hora de tomar decisiones. “Lo que si no vamos a tolerar, y no vamos a aguantar, es que seguimos siendo parte pero sin tomar decisiones en cuánto a políticas y en cuanto a lo que se tiene que hacer, porque en definitiva se toman decisiones que van en contra de nuestros principios, de lo que nosotros pensamos: estar en primer lugar a favor de la gente y trabajar para la gente”, concluyó en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios