Este martes, los intendentes de la UCR se reunirán para dialogra e intentar que no ocurra lo mismo que sucedió en Córdoba.


El panorama político en la oposición de Catamarca de cara a las elecciones que se desarrollarán en octubre, en conjunto con las nacionales, empieza a complicarse y cada vez suena con más fuerza que podría haber una ruptura en la alizana del Frente Cívico y Cambiemos.

Este martes por la tarde se reunirán en Valle Viejo los intendentes del radicalismo y Roberto Herrera, jefe comunal de Recreo explicó el motivo del cónclave. “Queremos empezar a dialogar y a marcar lineamientos de trabajo, en el ámbito del Frente Cívico Cambiemos, ya pensando en este año electoral donde hay que elegir nada más ni nada menos que los destinos de todos los catamarqueños”, señaló.

El intendente aclara que desde el radicalismo no quieren que suceda lo mismo que ocurrió en Córdoba, pero admite que se está en una situación parecida. “Hay que tratar de unificar y que no pasen estas cosas”, afirma escuetamente.

“El chicaneo político lo único que hace es complicar y seguir alimentando el individualismo, que esto no nos sirve para nada. Sovo que haya negociaciones con el Gobierno de la Provincia para que actúen de la forma en que están actuando. Hay sectores que no buscan fortalecer el partido, ni buscan acompañar las decisiones de la UCR, ni acordar con Cambiemo, porque somos un solo partido que tenemos que trabajar visualizando en recuperar la Provincia, y los intendentes, sostener nuestro gobierno local”, continuó adentrándose en la problemática en diálogo con El Esquiú.






Comentarios