El edil Fernando Navarro reveló que se debe soterrar el cableado cuando se realizan obras en el casco céntrico.


El oficialismo afronta por estas horas algunos dolores de cabeza que le está provocando la obra de semipeatonalización que se están llevando adelante en las calles Sarmiento y Rivadavia, ya que desde la oposición denuncian que el municipio cumplió con algunas ordenanzas estipuladas. 

El edil Fernando Navarro, que pertenece a la alianza Frente Cívico y Social-Cambiemos, fue el que empezó a cuestionar que no se cumplió con una ordenanza que se creó en la gestión de Ricardo Guzmán.

El dirigente opositor se encargó de explicar a donde está la falla en la obra. “Se acordaba que para todo el casco céntrico las peatonalizaciones deben incluir el soterramiento del cableado”, expresó.

“No sabemos por qué motivo no se hizo así en la ejecución de esta obra. Incluso el municipio quiere pegar los cables al frente de todos los edificios”, continuó Navarro, que dijo no entender las razones de saltarse esta ordenanza, indicó El Esquiú.






Comentarios