El intendente de la ciudad dijo que no se busca ir en contra de los pequeños con la tasa de fumigación que quieren implementar.


Una de las polémicas que viene dando que hablar en Pomán tiene que ver con una tasa que se le quiere cobrar a los pequeños productores y a eso se refirió el intendente de la ciudad, Francisco Gordillo.

El jefe comunal expresó su malestar con los acopiadores. “Llegan para llevarse las aceitunas sin las medidas de higiene correspondientes, por eso se está trabajando en la instalación de un puesto de control fitosanitario y en los próximos días se enciará al Concejo Deliberante la solicitud para crear una tasa para los transportistas”, manifestó.

“La tasa que pretendemos crear tiene que ver con la fumigación de las cosas que entran desde afuera. El control bromatológico es una cosa, la tasa de fumigación es otra cosa”, agregó a modo explicativo.

Para finalizar, Gordillo se refirió a la utilización política del tema que hizo el diputado provincial Francisco Monti en su visita a Pomán. “Monti se reunió con cinco pequeños productores y ha ido a reunirse en la plaza para hablar sobre los tipos de controles que pensamos hacer. Se ha pilitizado y tergiversado el tema en el que están trabajando conjuntamente con el Ministerio de Producción”, culminó en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios