El menor tuvo que ser trasladado al Hospital de Niños Eva Perón, dónde los profesionales lo atendieron.


La inseguridad y el vandalismo son unos de los problemas más frecuentes que se vienen produciendo en las calles catamarqueñas y que llenan de preocupación a todos los ciudadanos. En las últimas horas se conoció que un colectivo fue atacado a pedradas y una de ellas impactó en un bebé de dos meses.

Esto ocurrió cuando un interno de la línea 105 de la empresa GM transitaba por la intersección de la Avenida Misiones y la calle Obispo Esquiú, cuando de repente un grupo de desconocidos arrojó proyectiles que rompieron vidrios y uno de ellos impactó contra el bebé, que viajaba con su madre.

El menor presentaba lesiones de consideración, por lo que de inmediato fue trasladado al Hospital de Niños Eva Perón, dónde le realizaron algunas curaciones. La policía se encuentra investigando este hecho y está tratando de dar con los responsables de este ataque, informó El Esquiú.






Comentarios