El ingeniero Marcelo Patria destacó que hay muchos equipos trabajando para poner en condiciones el camino.


El oeste de la provincia fue una de las zonas más afectadas por el temporal, que entre otras cosas, dejó graves daños en el camino a la Quebrada de la Cébila, que se encuentra inhabilitado debido a las reparaciones que hay que hacer.

Luis Olás, comerciante de Andalgalá, contó cómo afecta al sector. “Tenemos un incremento más en cuanto al combustible por la situación de la Cébila, nosotros calculamos la semana pasada que son 250 kilómetros más y nos implica sumar casi más de mil pesos en combustible. Todo se traslada lamentablemente a las cosas que uno trae porque tiene que amortizar todo lo que uno gasta, en combustible, en mantenimiento de vehículo, son más kilómetros y todo suma”, explicó.

“Sí o sí hay que dar la vuelta por el lado de Villa Mazán nosotros que somos de Andalgalá y me imagino que la gente de Saujil, de Pomán, también están pasando por lo mismo”, agregó con tono preocupado.

Por ahora, desde Vialidad Nacional descartaron que se pueda hacer un pase provisorio, porque hay muchos equipos trabajando en el sector. “En lo último en lo que estamos pensando es en dar un paso alternativo por la cantidad de equipo que está trabajando, se instrumentaron algunas medidas de seguridad para que dejen de entrar todos los curiosos que iban a mirar, que no solo asumían riesgo ellos, sino también es un riesgo para la gente nuestra que está trabajando”, comentó el ingeniero Marcelo Patria.

“Hay cortes muy profundos, con lo cual pensar en habilitar un paso provisorio para cualquier vehículo particular o cualquier transporte de carga en estos momentos puedo decir que no va a ser factible porque hay equipo pesado nuestro trabajando”, finalizó en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios