El letrado sostuvo que esta mujer ya fue denunciada por otros vecinos y tiene una causa por una falsificación de sellos.


El caso de la mujer musulmana, llamada Khadija Ivana Escalante, que denunció ser golpeada por su vecina, debido a que es musulmana, fue desmentida por el defensor de la agresora, que sostuvo que el ataque no tuvo que ver con la religión que profesa.

“Esta mujer musulmana, cuyo verdadero nombre es Ivana Escalante, ya fue denunciada por otros vecinos y tiene una causa por falsificación de sellos. A su vez, el hijo de esta mujer estaría cometiendo delitos contra la propiedad en el barrio que habitan, el 70 viviendas Norte”, sostuvo el abogado.

“El hecho este, fue una agresión recíproca entre mi defendida, Mirtha Segura y la señora Escalante, a raíz de un supuesto hecho delictivo que el hijo de esta señora musulmana habría cometido en contra de mi defendida. Nada que ver con una discriminación religiosa. Me parece que esta persona se escudó en eso para ocultar los antecedentes delictivos que ella y su hijo tienen”, agregó.

El letrado, encargado de defender a Segura, anticipó que ellos también irán a la justicia. “Se perjudicó en el honor y su imagen gratuitamente a mi defendida, por lo que haremos la denuncia correspondiente”, finalizó en diálogo con El Esquiú.






Comentarios