La administradora de la dirección Nacional de Vialidad dijo que arreglarla de manera definitiva no tardará menos de dos meses.


La crecida de los ríos trajo muchas complicaciones en la provincia, sobre todo en la zona que conoce como la Quebrada de La Cébila, dónde Vialidad Nacional está haciendo un intenso trabajo, en el que reveló que hay 15 kilómetros en muy mal estado y siete cortes totales.

Patricia Gutiérrez, administradora de la dirección Nacional de Vialidad, fue la que entregó novedades sobre el estado de la ruta. “Quedamos preocupados no solo por las imágenes sino por los informes que nos habían enviado el jefe de distrito y el regional y decidimos venir a ver la dimensión de los daños, quedamos sorprendidos, la ruta se ha dañado mucho. Esto va a necesitar todo el apoyo del distrito, que ya está trabajando como para poder tratar de dar solución lo más rápido posible y habilitar el tránsito y, desde la región y por supuesto casa central, para agilizar lo más que se pueda todo el proceso que va significar la ruta y volver a dejarla en las mismas condiciones”, afirmó.

“Tenemos 15 kilómetros comprometidos de la ruta 60 con siete cortes totales, algunos con dimensiones muy importantes, la buena noticia es que el distrito ya se ha puesto a trabajar en por lo menos dar transitabilidad, seguramente la solución definitiva con estos grandes cortes que ha habido va a demorar un tiempo más, pero por eso está trabajando por administración el distrito para darle transitabilidad, no va a ser una semana, va a llevar un tiempo. Todavía no hemos dimensionado todos los daños pero ya están trabajando en los proyectos definitivos para poder arreglar la ruta”, añadió.

Respecto al proceso administrativo que llevará realizar el arreglo de la ruta, explicó: “En una licitación pública no estamos hablando menos de cinco meses entre cumplir los plazos legales, la declaración de emergencia lo que permite es que ese proceso se corte a dos meses aproximadamente porque es una contratación directa, un concurso de precios nos va a permitir achicar estos plazos que obviamente, por más que sean rápidos en la administración pública, siempre tiene que asegurarse el tema de la trasparencia, competencia, o sea que no son rapidísimos. Lamentablemente no es inmediato”, finalizó en diálogo con El Esquiú.






Comentarios