El Fiscal del Estado dijo que el actual titular del Anses tiene responsabilidad sobre la obra y que pueden llevar a la quiebra a la empresa constructora.


La ola de críticas hacia Fernando Capdevilla por desligarse de responsabilidades acerca de la construcción y el mantenimiento del estadio Bicentenario, que en la actualidad luce descuidado, parece no detenerse.

El que opinó al respecto es Carlos Bertorello, fiscal de Estado de Catamarca. “El que menos puede negar participación, el que menos puede negar que conoce que esto no es una falla de mantenimiento, es justamente el ingeniero Fernando Capdevila”, comentó.

“Las versiones del ingeniero (Fernando) Capdevila se enmarcan en una conducta de defensa de los intereses de la empresa. No son fallas que atañen al mantenimiento, sino que son fallas constructivas. Se hundió”, añadió.

Bertorello incluso endureció su postura y expresó: “Nosotros tenemos las herramientas necesarias para que la empresa (Capdevila Constructora) vaya a la quiebra y luego, perseguir tanto a dueños como representantes técnicos por la mala praxis y perseguirlos judicialmente en acciones que emergen de la quiebra. El ingeniero está paralelamente demandado como el representante técnico de la empresa en la obra del Estadio”.

Para finalizar, el Fiscal del Estado dijo que su anhelo es que el estadio vuelva a estar en funcionamiento. “No hay dudas que el catamarqueño siente más que frustración, siente bronca, lo estafaron. Queremos que el estadio vuelva a tener funcionamiento”, concluyó en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios