Calles anegadas, rutas afectadas y caída de árboles fue el denominador común en varias localidades.


Las inclemencias del tiempo siguen castigando con dureza a la provincia de Catamarca, que apenas se recupera del paso de un temporal, se ve azotado por otro, que agudiza los problemas generados por el anterior.

La tormenta del lunes y la lluvia de este martes a la mañana provocó que las calles y diferentes rutas queden anegadas. También el material que pertenecía a obras que estaban realizando en algunas arterias, terminó cediendo. 

La caída de árboles también fueron el denominador común en varias localidades, e incluso en San Isidro, en la zona del denominado Camino de la Virgen, cayó sobre un auto que estaba estacionado. 

En Santa María, uno de los lugares elegidos para veranear o pasar los fines de semana, la fuerte tormenta provocó que el aumente el nivel de los ríos, y se junte material en algunos badenes, queya fueron despejados por personal de Vialidad, indicó El Esquiú.






Comentarios