No habrá atención bancaria, los comercios abrirán en sus horarios habituales, mientras que  los servicios de alumbrado público y recolección de residuos no se verán afectados.


Se vive un viernes especial en Catamarca debido al asueto decretado por la gobernadora Lucía Corpacci por conmemorarse el Día de los Fieles Difuntos. Debido a este motivo, algunos servicios se vieron afectados.

En el decreto se invitaba a los demás Poderes del Estado, Municipalidades, Entidades Bancarias y Reparticiones de Jurisdicción Nacional a adherirse, algo que finalmente los bancos hicieron, por lo que estarán cerrados durante esta jornada.

La Municipalidad capitalina decidió no adherirse y por lo tanto los servicios de alumbrado público y recolección de residuos no se verán afectados. Trabajarán de manera normal durante el viernes.

El transporte público funcionará con su frecuencia habitual, mientras que los comercios también atenderán de manera normal, afirmó Alejandro Segli, presidente de la Unión Comercial de Catamarca, informó El Esquiú.






Comentarios