"Estas últimas horas fueron de mucha tensión", confirmó Alicia Martin sobre el posible desalojo.


Si bien los operativos para realizar el desalojo de varias familias de unas tierras que estaban ocupando se puso en marcha, tras una charla entre los ocupantes y autoridades del IPV y del Promeba llegaron a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

En dicho cónclave, los vecinos del asentamiento Ribera del Valle, arreglaron la negociación para que se extienda el plazo de desalojo y la chance de ser reubicados en el Loteo Parque sur.

“Nos prometieron que van a hablar con la fiscal para que no nos saquen el martes y hablar con el municipio para que nos adjudiquen en el loteo Parque Sur”, comentó una de las vecinas, llamada Alicia Martín.

“Estas últimas horas fueron de mucha tensión ya que cada vez que se observaba la presencia de un móvil policial se temía que se produjera el desalojo de las viviendas precarias asentadas en la zona y se sumo las inclemencias climáticas con lo cual muchos de los precarios ranchitos se vieron afectados”, cerró en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios