El vicepresidente de la Unión Industrial de Catamarca (UICA) se refirió al difícil presente que viven en el sector y pidió a los gobernantes que intervengan.


La situación económica del país no es la mejor y el aumento de despidos en varias empresas, hace que los ciudadanos no pasen por el mejor momento. A la realidad que se atraviesa, se refirió Carlos Muía, vicepresidente de la Unión Industrial de Catamarca (UICA), un sector que viene muy golpeado.

“La recesión está a la vista de todo el mundo y es efecto de determinadas consecuencias que nos tocó atravesar durante los últimos tiempos. Lo que pasa en el país es que en determinado momento se termina este círculo de permanente préstamo y el mundo le dice ‘no te presto más, ustedes no son confiables’ y esto es porque no se habrá ‘invertido’ lo que nos prestaron adonde debía ser invertido”, analizó.

“Hemos malgastado o habrá habido algún tipo de delito que hace que la Argentina no tenga las condiciones para tener superávit fiscal, no se puede vivir siempre de deuda”, añadió el dirigente.

A continuación, se refirió al presente del sector industrial catamarqueño. “Necesitamos consumo. Lo de Alpargatas es una decisión empresarial porque sabíamos desde hace dos años que se estaba yendo”.

Por último, Muía pidió más protagonismo en este momento de la clase política. “Los gobiernos tienen que estar para intervenir, no pueden ser espectadores. Los funcionarios deben presentarse porque se está dejando sin trabajo a gente con más de 30 años de experiencia. La luz en el camino está, pero el camino está lleno de piedras y de clavos miguelitos”, cerró en declaraciones a El Esquiú.






Comentarios