La gobernadora también apuntó contra la quita del fondo sojero, que hizo que se retrase mucho de lo que tenían planificado.


En el marco de entrega de maquinarias en la localidad de Aconquija, la gobernadora Lucía Corpacci aprovechó para hacer un descargo y defender lo que fue su gestión en cuánto a obras públicas que se realizaron.

“Creo que si hay algo que nos caracteriza como gobierno, es que uno siempre piensa que cuando nosotros no seamos gobierno qué va a decir la gente y qué es lo que vamos a dejar. Porque uno lo que quiere es dejar obras, quiere dejar cosas que impacten en la calidad de vida de las personas”, manifestó.

“Pienso que se van a acordar de la cantidad de viviendas, de los cientos de escuelas, de las rutas que pudimos hacer, de los puentes que pudimos hacer. Que se aislaban, cada vez que crecían los ríos, las comunidades. Y que ahora gracias a esos puentes, se puede transitar. De las escuelas rurales que hicimos, de mucha obra pública podría decir”, agregó con firmeza.

Corpacci se refirió nuevamente a la quita del fondo Sojero y cómo eso afecta a la provincia. “Las provincias, los municipios hemos recibido un golpe duro cuando nos quitaron el fondo sojero. Ni la provincia pudo hacer obras que estaban comprometidas, ni los municipios pudieron hacerlas. Ojalá, en algún momento se repiense este tema, porque para nosotros ese fondo es muy importante. Vamos a seguir insistiendo en ese reclamo para poder seguir haciendo obras que nos hacen falta a todos los catamarqueños”, finalizó en declaraciones a El Esquiú.




Comentarios