Se los acusa de delito de encubrimiento doblemente agravado, por el ánimo de lucro y por ser cometido por un miembro de la fuerza de seguridad.


La investigación por el robo de gran parte del cargamento que se encontraba confiscado en una comisaría de Recreo, sigue avanzando y se conoció que tres policías más fueron pasados a disponibilidad, por lo que ya son ocho miembros de la fuerza los que fueron separados de sus cargos.

A éstos últimos efectivos se los acusa de delito de encubrimiento doblemente agravado, por el ánimo de lucro y por ser cometido por un miembro de la fuerza de seguridad.El Jefe de Policía, Orlando Quevedo fue quién tomó la determinación, luego de que los sujetos sean detenidos  por sus pares de la división Investigaciones.

Los arrestos se dieron en el marco de la aparición de parte del cargamento  y la supuesta implicancia del cabo primero de apellido Cejas, al agente Abad y al oficial Véliz. La investigación es llevada adelante por la fiscal Duarte Acosta, pero en las próximas horas asumirá su cargo la nueva representante del Ministerio Público Virginia Sobh, que será quién interrogará a los tres detenidos, indicó El Esquiú.






Comentarios