La reparación solo podrá hacerse cuando baje el caudal de agua.


Debido a las intensas lluvias de los últimos días se produjo la creciente de grandes proporciones en el rio del valle destruyó uno de los caños de impulsión de la red de agua potable que corresponde al Pozo 55.

La rotura afecta el servicio de agua potable en la zona sur y parte del centro por lo que se realizaran maniobras para inyectar agua desde otras perforaciones y que los usuarios de mencionados sectores tengan el menor impacto posible.

Debido a que continúa la crecida del rio, no se podrá realizar la reparación hasta que baje el caudal de agua ya que se debe trabajar sobre el cauce.

Se recomienda a los usuarios hacer un uso racional cuidando el agua de las reservas domiciliarias hasta que se pueda normalizar el servicio.




Comentarios