Después del paro por 24 horas realizado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio había anunciado que de no resolverse el conflicto salarial, se convocaría a un nuevo paro de 48 horas.


Según el gremio, serán citados por Transporte los empresarios y el gremio el martes o miércoles y, de no llegar a un acuerdo por el reclamo salarial, volverán a las medidas de fuerza.

Dentro de los reclamos que vienen manteniendo desde el sindicato, comentaron que “la medida de fuerza se realizó en reclamo por la falta de pago de las diferencias de haberes del mes de junio y aguinaldo, que se efectivicen los acuerdos firmados en paritarias. Además, exigimos el pago de la suma no remunerativa acordada de 13.500 pesos, cuyos plazos están vencidos”.

Desde Transporte, ya habían advertido que el reclamo de los trabajadores es legítimo, pero que la situación económica por la que atraviesan las empresas es muy delicada, la quita de subsidios este año se viene haciendo sentir fuertemente. A su vez, también se había advertido que incluso podría verse afectado el servicio por el costo del combustible, afectando directamente a la población.

Según Matterson, el objetivo será trabajar como lo vienen haciendo, dialogando con las partes y buscar llegar a un acuerdo desde el diálogo permanente.




Comentarios