Se realizaron importantes avances en 10 de los 17 km del corredor de la Quebrada de la Cébila, afectados por el temporal que azotó la provincia en febrero.


La reconstrucción del corredor a la altura de la Quebrada de la Cébila  son desarrollados con equipos y personal del Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional.

De los 17 km afectados por el temporal que azoto a varias regiones de Catamarca a principios de febrero, ya se logró avanzar sobre más de 10 km. Los trabajos desarrollados hasta el momento consisten en el relleno de erosiones, limpieza de alcantarillas, recuperación de taludes y reparación de defensas.

Además, se están realizando tareas de limpieza del cauce del río y movimiento de suelos que totalizan unos 90.000 metros cúbicos de material removido. Para agilizar la ejecución de los trabajos, fue necesario la construcción de desvíos y la instalación de un campamento en el paraje Alto de la Cébila.

Para acelerar la reconstrucción de la RN 60, Vialidad Nacional contrató un servicio de equipos privado -retroexcavadora, topadora, cargadoras y camiones- que se incorporaron a la obra el pasado 26 de abril y que están abocados al relleno de una de las principales erosiones, en el sector denominado “Mala Vuelta” (km 1.135).

En paralelo a las tareas de reconstrucción, Vialidad Nacional está elaborando un proyecto para la construcción de un nuevo sistema hidráulico que contempla la ejecución de nueve alcantarillas de hormigón que reemplazarán a las antiguas, de menor capacidad, que hasta el temporal funcionaban a la altura de la Cébila.

El proyecto se dividirá en dos etapas: la primera apunta a garantizar la circulación de manera rápida y segura por este tramo de la RN 60 y, por tal motivo, consistirá en la construcción de alcantarillas y muros de contención de encauce. Las obras de esta primera fase demandarán una inversión nacional superior a los $185 millones.






Comentarios