Cada año, de agosto a octubre, las Sierras de Córdoba se queman un poco más. Las actuales condiciones ambientales y meteorológicas, la salida del seco invierno y con la suma de días más ventosos y temperaturas en ascenso, hacen que el peligro de incendios forestales en nuestra zona sea entre alto y extremo. Es por ello que desde el Gobierno de Villa Carlos Paz se continúa con el trabajo de profundización de las medidas de prevención, solicitando extrema precaución a la población.

Incendio entre Malagueño y Carlos Paz, en 2020. Zonas pobladas, a escasa distancia. (La Voz)La Voz | La Voz

Los incendios forestales tienen un impacto altamente negativo y devastador: destrucción de los bosques, pérdida de biodiversidad, desertificación, erosión del suelo y contaminación del agua. Sus consecuencias se observan en distintos niveles, siendo las serranías y el pie de monte las áreas más susceptibles de ser afectadas.

Tras el paso del fuego, las cenizas cubren las superficies temporalmente, modifican las propiedades del agua y de los suelos, y luego son arrastradas por las lluvias, afectando los embalses y cuerpos de agua.

Ante una columna de humo, denunciar inmediatamente al 0800-888-38346 (FUEGO).