Ocurrió en Bialet Massé. Los sujetos terminaron detenidos, uno de ellos con pedidos de captura


Un control de rutina de la policía caminera, terminó a las trompadas luego de que los efectivos tomaran conocimiento de los pedidos de captura que pesaba sobre uno de ellos.

Resulta que ayer jueves alrededor de las 18 horas, personal de la policía caminera se encontraba sobre la Ruta E55 a la altura de km 30 en la localidad de Bialet Massé, cuando proceden al control del conductor de una motocicleta marca Guerrero, quien circulaba sin el casco de seguridad.

De acuerdo a los datos aportados por fuentes oficiales, “mientras llevaban a cabo el control, se acerca un hombre muy alterado manifestando ser hermano del conductor, por lo que también es controlado, y al chequear su documento nacional de identidad, se estableció que sobre el mismo pesaban dos pedidos de captura vigentes, solicitados por el Penal Juvenil”, detalla el parte policial.

Pero todo no terminó ahí, sin mediar más palabras, los hermanos se alteraron por completo y empezaron a agredir a golpes de puño a uno de los uniformados, quien de inmediato y con ayuda de sus colegas, trató de controlar la situación, logrando inmovilizarlos.

Tras su aprehensión, los hombres de 22 y 24 años, fueron trasladados a la comisaría local y puestos a disposición de la justicia.






Comentarios