Anoche fue el show de despedida en el Holiday, a sala llena y con un invitado más que especial... Mirá


A las 20hs era la cita para el último encuentro de grandes y chicos con la flamante cantante solista infantil, Sol Fijo y su espectáculo “Yo puedo Volar”, con divertidos personajes y músicos en vivo.

La conocemos como Solcito, por ser la hija que junto a su hermano Jeremías, inspiraron a su papá Piñón a crear canciones con personajes y así, recorrer juntos cada rincón del país.

Despedida de Sol Fijo junto a Piñón y familia.

Hasta que llegó el día, el 4 de noviembre de 2018, a poco más de tres meses, Sol se animó a abrir sus alas y dejarse llevar afrontando con temores pero entusiasta, lo que el destino le deparara de ahí en más.

Así nació “Yo puedo Volar”, nombre que también le da título a su primera producción discográfica y con muchos temas de su autoría.

“Es que desde que Luna está con nosotros, me inspiró a escribir más y a replantearme lo que yo quería hacer”, contó en diálogo “La 100 Carlos Paz” FM98.3.

Luna es la pequeña de dos añitos que acompaña a su mami en cada sitio y escenario que está. Que junto a su compañero de vida Germán, parece que reflejan lo que la cantante desde pequeña vivió con tanto amor, la unión familiar.

Y como no podía ser de otro modo, anoche, en su última función en lla Villa, apareció en escena ese hombre que le dio vida, como persona y también como artista, el entrañable y querido Piñón Fijo.

Con su traje característico y junto a su hijo menor Jeremías, le dieron calor familiar al show en donde niños y grandes no dejaron de cantar, bailar y ovacionar.

Hasta que llegó el turno del famoso “Chu Chu Ua”, canción que desde hace muchos años alimenta el corazón y las energías de todo aquel que la entona.

¡Qué más se puede pedir! A sala completa, con todos los niños y adultos de pie, coreando cada una de sus canciones, con la familia reunida en el escenario, con premios y reconocimientos locales, Solcito Fijo puede decir… ‘yo ya sé volar’.






Comentarios