Desde fuentes cercanas al Municipio señalan que esta situación les provoca mucha molestia, ya que no es la primera vez que la confitería se ve obligada a cerrar por haber realizado ventas en negro.


El martes, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) volvió a disponer la clausura preventiva del bar de la Terminal de Ómnibus de Carlos Paz, hasta el próximo 25 de noviembre, por irregularidades en su sistema de facturación.

Como se recordará, la confitería BB&S había sido obligada a cerrar momentáneamente en otra oportunidad debido a otras infracciones similares detectadas el año pasado, en el mes de julio.

Según fuentes extraoficiales, la clausura vencerá el próximo domingo 25. De todos modos, se especula con que la AFIP controlará que los concesionarios no presten el servicio de cafetería clandestinamente.

Estas situaciones irregulares, sumada a la precariedad del servicio, han encendido la alarma y ya se especula con que la Municipalidad podría estar evaluando el contrato de concesión, para buscarle una salida y una solución a una de las áreas claves en la recepción del turismo, que necesita destacarse por su jerarquía e idoneidad.






Comentarios