Es uno de los tragos que le gusta a todo el mundo. En Argentina ya comenzaron a producirlo. Todas las versiones en Carlos Paz


Parece simple: gin, tónica y piel de limón.

Gin con limón

Parece viejo: viene del siglo XVIII, cuando los soldados ingleses consumían gin con quinina (el componente amargo del agua tónica) para prevenir la malaria (en realidad, la quinina por la malaria, el gin por… ¿acaso hace falta explicarlo?).

Parece elitista: fue uno de los cócteles más típicos de la alcurnia tradicional argentina.

Sin embargo, todo esto no más que una de las caras de la moneda. Lo cierto es que el Gin&Tonic es uno de los pocos tragos transversales; es decir, le gusta a todo el mundo.

Funciona en la discoteca y también como previa del asado. Va como aperitivo en los atardeceres veraniegos y como refresco acompañando una comida. Pero hay algo más importante que todo esto: es el trago de moda en buena parte del mundo. Ahora ese mundo aterrizó en la Argentina.

La historia moderna del Gin&Tonic comenzó hace ya unos tres años en España. Allí, lo más bebido era el ron o el whisky con cola. Pero hoy es el Gin&Tonic el trago más consumido en la península ibérica en un fenómeno que sumó características propias: copón de cristal con hielo partido (en lugar de un vaso de trago largo), garnishes originales y nuevas marcas de gin que se sumaron en malón a la oferta de siempre.

A las tradicionales marcas como Beefeater, Bombay, Tanqueray y Gordon’s, ahora se agregaron decenas de botellas nuevas. Del Reino Unido, Hendrick’s, Broker’s, Martin Miller’s, The London Nr. De España, el fantástico Gin Mare, elaborado con ingredientes mediterráneos como tomillo, albahaca, romero y oliva. También aparecieron nuevas marcas de tónica de alta calidad basadas en ingredientes naturales.

Gin Tonic con Tomillo

En Argentina, el auge de esta bebida comenzó hace unos años y a medida que pasa el tiempo consigue más adeptos”, explica José Bersano de Vinoteca CATA. “En nuestro país podemos disfrutar de producciones locales como príncipe de los apóstoles”, agrega.

Así, el gin que fue pensado por el bartender Renato “Tato” Giovannoni ya se comercializa en 15 países.

El producto, que fue lanzado formalmente al mercado en 2013, es elaborando en la provincia de Mendoza. Actualmente se producen 20 mil cajas al año.

Este es un gin que cae dentro de la sub categoría de nuevo mundo. Y además da protagonismo a botánicos autóctonos, dejando en un lugar secundario al enebro y el coriandro, estos últimos clásicos botánicos de London Dry Gin.

Pero esto no es todo, porque la familia Hilbing, de Luján de Cuyo (Mendoza), lanzó hace pocos meses el primer gin del mundo con uvas de malbec. Hilbing Franke Destillery cuenta con una capacidad máxima de elaboración de 400 mil botellas al año, pese a que el producto recién comienza a insertarse en el mercado.

Es el primer gin del mundo que tiene malbec, le da personalidad, suavidad y una redondez que no tienen el resto de los gins del mercado.

En tanto, Buenos Aires también ofrece lo suyo. Es que Julián Varea (perfumista de profesión), es la cara visible de Heráclito & Macedonio, un novedoso gin que se caracteriza por la presencia de las flores rojas. Se produce en Buenos Aires a través de Licores Argentinos.

Gin Tonic

Su composición cuenta con 12 botánicos de dominante enebro y notas florales, que le aportan un color rubí y armonizan las notas de cardamomo y coriandro que se desarrollan en la bebida.

Hasta hace muy poco, la Argentina miraba este ascenso del Gin&Tonic con cierta distancia. Pero ahora las cosas están cambiando. Favorito entre bartenders, cada vez más barras presentan versiones especiales que suman nuevos consumidores. ¿Nace un nuevo trago de moda? El verano lo dirá.

Conocé más Vinoteca CATA, en Av. Velez Sarsfield 22 (Santa Rita). Teléfono 3513549952. Whatsapp aquí. Facebook aquí.






Comentarios