Luego de la convocatoria del día sábado 29 quedó evidenciado que se agrava el conflicto por el segundo tramo. Además, los vecinos pidieron una auditoría de la obra en marcha.


En el marco de una multitudinaria asamblea, los vecinos de San Roque revocaron el permiso para el segundo tramo de la Autovía y pidieron una urgente auditoría de la obra en marcha.

Esta decisión se tomó en una Asamblea Extraordinaria histórica, que fue solicitada por más del veinte por ciento del padrón de vecinos, y que se realizó a sala llena, con más de 120 vecinos presentes.

La Asamblea tuvo dos partes. En la primera se debatió la necesidad de que la obra que está en ejecución (Variante Costa Azul-Puente sobre el lago San Roque) sea auditada. De inmediato, la moción de solicitar al gobierno provincial una auditoría fue aprobada por unanimidad.

En esta primera parte, se compartieron las exposiciones de varios especialistas, entre ellos el Ingeniero Vial Eduardo Esparza, el Doctor David Lasso, la experta en hidrología Laura Colladon, la abogada Marcela Fernández, el geólogo Juan Carlos Ferrero, Sebastián Apestegui (paleontólogo), Fernando Barri (biólogo) y Federico Kopta (biólogo). Dieron ejemplos de las irregularidades que se están observando, como desmontes mayores a los proyectados, deficiencias en desagües y terraplenes, los daños a la salud psíquica y física que sufre la población (en función de un relevamiento realizado por el equipo de salud en la localidad).

Otro tema. La segunda parte de la Asamblea refirió a la revocatoria de la Factibilidad de Uso de Suelo, permiso firmado por la Jefa Comunal Rafaela Espinoza en 2017. Nuevamente se contó con exposiciones técnicas antes de la votación. En este caso se destacó lo relativo a la falta de un proceso participativo y de información pública, la falta de consulta a la población y también fue central el peligro de intervención sobre el yacimiento de uranio Rodolfo.

En este caso, la moción de revocar el permiso fue votada por casi unanimidad, salvo una abstención un tanto lógica: la correspondiente a la Jefa Comunal.

De esta manera, el pueblo de San Roque ha dado un gran ejemplo de democracia y dignidad. En conjunto con todas las Asambleas de Punilla y la Asamblea Ambiental de Córdoba que colaboraron y acompañaron. Con la ayuda también de la Brigada Ambiental Cosquín que preparó olla popular para todos los vecinos y vecinas que concurrieron a este acto democrático. No faltó un castillo inflable, facilitado por un vecino, para entretener a los niños mientras los adultos asistían a la Asamblea.

Durante la Asamblea fue anunciado además un avance en relación al amparo que fuera presentado en 2017 por una gran cantidad de personas. La justicia ha convocado a una audiencia que se realizará el 10 de octubre en Córdoba.




Comentarios