Sandra denuncia en redes sociales haber sido "estafada" por una pareja cordobesa que nunca cumplió con el servicio para una inauguración.


Una inmensa desilusión y enojo vive Sandra De Angelis, una vecina de Cosquín que mediante las redes sociales denunció “la estafa” de parte de una pareja cordobesa, supuestos dueños de un servicio de catering, a quienes contrataron, les adelantaron más de $23 mil en efectivo y llegado el día, no aparecieron en el sitio pautado quedando desprovistos del servicio.

El catering estaba destinado para la inauguración de 3 canchas de fútbol, dos vestuarios y un buffet, ubicados en el Club Independiente de la ciudad de Cosquín.

Proyecto que fue gestionado y concretado por Sandra De Angelis y su esposo, padres de un joven futbolista coscoíno que simplemente se involucraron con el fin de mejorar las instalaciones y ofrecer un nuevo y mejor servicio deportivo a los vecinos de esa ciudad.

El evento que daría inicio a una nueva etapa en el Club, se llevaría a cabo el pasado martes 9 de julio a partir de las 16 horas, pero fue eventualmente frustrado por la inacción de dos personas que no habrían cumplido con lo acordado.

Comprobante Nº 1

En diálogo con VíaCarlosPaz, Sandra De Angelis, la damnificada en la negociación, nos comentó ciertos detalles de lo ocurrido: “Adriana Heredia y su supuesto hijo Sergio Barboza a quien le dicen Keko, son las personas que contratamos para la inauguración de las canchas de fútbol el día 9 de julio y nunca aparecieron. Los llamamos, les dejamos mensajes y nunca nos atendieron”, inicia relatando aún angustiada por lo vivido.

Y continúa diciendo: “Teníamos 200 personas invitadas, entre autoridades municipales, el Párroco de Cosquín, directivos del Club y vecinos. Invertimos con mi marido para ayudar al club y poder sacar a los chicos de la calle, mejorando las instalaciones y así, ofrecer una escuelita de fútbol destinada a chicos carenciados e incluso, darles una merienda después de cada entrenamiento”.

Comprobante Nº 2

“La verdad que nada salió como lo habíamos planeado porque estas dos personas que dicen ser madre e hijo, no aparecieron. Ni siquiera contestaron nuestras llamadas, ni mensajes, ni nada. El último contacto con ellos fue el mismo 9 de julio y después, nunca más”, asegura la mujer.

Sandra admite que teme por su seguridad porque la pareja en cuestión, sabe en donde vive y duda en realizarles una denuncia formal en la Policía pese a que tiene en su poder documentación que demostraría el pacto del negocio y el dinero inicialmente invertido.

Comprobante Nº 3

$23.800 es la cifra exacta que les adelantamos a esta gente, quedando por abonar más o menos unos $16.000 que pagaríamos una vez finalizado el evento. Algo que jamás sucedió”, detalla Sandra.

Lo cierto es que la inauguración se realizó de todos modos, con la ayuda de vecinos y comerciantes que se solidarizaron con estos padres que sólo querían darle un marco formal al inicio de esta nueva etapa en el ámbito deportivo en la ciudad.

Quedaría por dilucidar el paradero de estas dos personas, aparentemente madre e hijo, que desaparecieron de la faz de la tierra, que no cumplieron con lo pactado y que se habrían quedado con más de $23 mil.






Comentarios