La Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje lo condenó a siete años de cárcel pero la familia del condenado pagó una fianza y el victimario mantuvo su libertad.


En marzo de este año la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje condenó a siete años de cárcel a Giuliano Pallotti por abuso sexual con acceso carnal. El hecho ocurrió en La Falda y ante la condena, la familia del condenado pagó una fianza de 500 mil pesos y, sin sentencia firme, el victimario mantuvo su libertad con la condición de presentarse en Tribunales cada 15 días y mantenerse alejado de la víctima, en un radio de exclusión de 200 metros.

Esta información fue dada a conocer por La Nueva Mañana, en una nota firmada por Consuelo Cabral, quien describe la situación que vive ahora la víctima: “Jonás hace su vida como puede, esquivando los lugares adonde sabe puede encontrarse con quien lo abusó sistemáticamente durante cinco años cuando todavía no se autopercibía como hombre y aún era Paloma, una nena que pensaba que si hablaba su primo hermano iba a matar a toda a su familia como le había dicho. Desde los 7 hasta los 12 años, Paloma sufrió en silencio absoluto abusos sexuales de distinto tipo. Pero cuando llegó a los 16 decidió hablar. Le contó a su hermano, a su mamá, a su hermana. Le creyeron. Su hermano le contó que él también había sido abusado por Pallotti. Ese fue el comienzo de un proceso judicial que demoró seis años y donde se recolectaron pruebas y testimonios, hasta sentar al abusador en el banquillo.” En la sentencia se entremezclan sus voces con las del abusador. Y a pesar del paso del tiempo entre los hechos y la denuncia, las pericias psicológicas, de una parte y la otra, son determinantes.

Giuliano Pallotti

“Se advierten indicadores de vivencias de daño consecuentes a la experiencia traumática de Abuso sexual infantil (ASI) como un intenso estado de temor, dificultades para conciliar el sueño y terrores nocturnos. No se observan indicadores de fabulación, ni confabulación”, dicen de Paloma, hoy autopercibido Jonás.

“Se puede inferir que el Sr. Pallotti presenta una personalidad base de tipo esquizoide en donde subyacen componentes obsesivos (…). Se observa dificultad en la introyección de las imágenes parentales apareciendo la imagen de un padre autoritario y una imagen de madre sobreprotectora. Respecto de su identificación sexual, a nivel inconsciente, se advierten indicadores de pasividad, femineidad, bloqueo, represión y shock sexual; todo lo que da cuenta de problemáticas en la identificación con la figura masculina. Por ende, se produce un conflicto permanente entre el yo y el superyo. Estas características pueden explicar la conducta implícita que se investigan en autos”, dicen de Giuliano Pallotti.





Comentarios