El acusado es el progenitor, quien habría actuado en contra de sus hijos de 7 y 5 años. Se apeló la medida. Y la violencia institucional aparece como tema de fondo en Carlos Paz.


El hecho se remonta a una primera denuncia en enero de 2017, en donde una joven madre carlospacense acude al Hospital Municipal Gumersindo Sayago de Villa Carlos Paz para que su hijo de 5 años, fuera revisado por una inesperada lesión en sus genitales, situación que de inmediato fue advertida por los profesionales como “inapropiada” y que no podría haber sido “autoinfringida”.

Fue entonces, cuando los propios médicos la intimaron a realizar la denuncia correspondiente, hecho que finalmente concretó ante la Policía Judicial de la ciudad, aunque sorprendida y preocupada con la situación que acababa de vivir y sin ningún tipo de revelación por parte del niño.

Son dos hermanitos, quienes hoy tienen 7 y 5 años, oriundos de Villa Carlos Paz pero que actualmente se encuentran junto a su mamá en la ciudad de Trelew, en la provincia de Chubut, desde el mes de abril de este año.

Denuncia por abuso sexual

De acuerdo al testimonio de la madre de los pequeños, en primera instancia viajaron “por vacaciones” pero que con el correr de los días y luego de ver una “evolución favorable en el desempeño y condiciones psicológicas” de sus hijos, decidió quedarse a vivir, aprovechando que cuenta con familiares y trabajo que consiguió de inmediato.

El hecho, es que a partir de ese fatídico enero de 2017, la supuesta separación con su ex pareja y padre de sus hijos, pasó de convencional a traumática.

Resulta que tras idas y venidas, pericias médicas y psicológicas, hechos acaecidos dentro del ámbito escolar sumados a conductas de índole sexual en la vida cotidiana, fueron dando cuenta de que el delito verdaderamente había ocurrido de manera grave y nefasta.

Con el tiempo, finalmente el niño víctima de la situación, habría señalado a su propio progenitor como el autor principal de los aberrantes hechos. Que, mediante subsiguientes denuncias con sus respectivas pruebas, la causa terminó plasmada de un sin fin de situaciones que al parecer, no sólo habría vivido el mayor de los hermanos, sino que ambos y con otras terceras personas involucradas.

Hasta aquí, todo lo contado resulta de terror e inaudito. Pero parece ser que ni las denuncias, ni las pruebas presentadas, pudieron determinar el alejamiento efectivo de dicho progenitor hacia sus hijos. Tanto es así, que el hombre sospechado, pidió una restitución de ellos hacia su ciudad natal, Villa Carlos Paz, y la Justicia le dio lugar a su pedido.

¿Cómo es posible?

En diálogo con VíaCarlosPaz, la abogada especializada en Familia, Natalia Bilbao Carmona junto al Abogado en lo Penal Claudio Bonetto, nos brinda los detalles de un caso que conmociona a la comunidad carlospacense y que alerta sobre un término tal vez nuevo para muchos: la “violencia institucional”.

“En octubre 2018, mediante una resolución del Juzgado de Familia, mandan a revincular al padre sospechado con sus dos hijos, bajo un régimen supervisado y nosotros apelamos ante la Cámara de Familia de 1° Nominación de la ciudad de Córdoba, con efecto suspensivo. Porque consideramos que en este tipo de situaciones, hay violencia simbólica y psicológica, porque violenta la integridad psicofísica de los chicos”.

Entonces, el día 5 de junio, la Cámara de Apelaciones en lo Penal de la ciudad de Córdoba, finalmente decidió dejar sin efecto el archivo de la primera causa penal dispuesto por el Dr. Mazzuchi y apartarlo de la investigación. Además, que se tome en cuenta las nuevas pruebas aportadas por las subsiguientes denuncias y que la causa quede a cargo de la Fiscalía de Tercer Turno de Villa Carlos Paz, bajo la orden de la Dra. Jorgelina Gómez.

Hasta aquí, es posible que efectivamente los niños empiecen a ser escuchados y se pueda actuar y dar curso a una gravísima denuncia en contra del propio progenitor y ex pareja de la denunciante, acusado de “abuso sexual agravado por el vínculo”.

Denuncia por abuso sexual

Pero como pieza final, ese mismo hombre sospechado de abuso infantil, procedió a pedir el paradero de sus dos hijos, mediante una medida cautelar solicitando su regreso a la ciudad serrana.

Al respecto, la abogada sentencia: “La orden referida a la restitución de los niños para que regresen ya salió en abril, la madre de los chicos amplió la denuncia en Trelew y llegar a los medios, fue la última alternativa por la simple inactuación de los órganos intervinientes”.

Y pese a la resolución del Tribunal Penal, “cabe destacar que la Justicia de Familia persiste en su posición de revincular a los niños con quien sería presuntamente el agresor y su familia, para lo cual, exige el regreso desde la ciudad de Trelew”, amplía el abogodo en la parte penal de la causa, Claudio Bonetto.

“La idea es que caiga esa medida, que caiga la orden de restitución de los niños porque la premura es escuchar y resguardarlos ya que se está violando su verdadero interés superior, estatuido por las normas de orden público de nivel constitucional y convencional y que hoy, están padeciendo de esto que denominamos Violencia Institucional”, finaliza la abogada Bilbao Carmona para VíaCarlosPaz.






Comentarios