[VIDEO] Tiene 2 años y padece un síndrome nefrótico que no fue atendido a tiempo. Está internado en el Hospital de Niños. Hoy empezó a comer, a caminar y a sonreír.


Jeremías, el bebé que fue mal diagnosticado por una médica de guardia en el Hospital Municipal de Carlos Paz, ya está dando sus primeros pasos y signos de mejoría.

Se trata de un pequeño de tan solo 2 años, que tras ser diagnosticado y medicado solo con Ibuprofeno, el niño empeoró sus síntomas dejando en evidencia su verdadera dolencia: un síndrome nefrótico.

Es una enfermedad provocada por el mal funcionamiento de los riñones, derivando en hinchazón en todo el cuerpo, fiebre, retención de líquidos y sin la posibilidad de despedirlos.

El bebé mal diagnosticado muestra signos de mejoría

Desde hace una semana, Jeremías se encuentra internado en terapia intermedia en el Hospital de Niños de Córdoba y atendido por profesionales de la salud especialistas en neonatología.

Que luego de una cirugía por una peritonitis primaria provocada por la misma enfermedad y después de pasar los primeros días de un postoperatorio doloroso y extenuante, hoy el bebé ya muestra sus primeros pasos y signos positivos de una favorable evolución.

Empezó a comer, de a poquito a caminar en la misma habitación, este martes despertó más deshinchado y ya se comunica cada día más, con sonrisas que llevan alivio a su mamá Leila, a su papá Ulises y a toda su familia que espera ansiosa su pronta recuperación.

Gracias al apoyo de sus padres, de la dedicación y predisposición de los médicos y a la inmensa fuerza de voluntad de Jeremías, es que hoy la historia puede ser contada con una esperanza sincera y factible de progreso clínico.

¿Se podría haber evitado?

Tal vez la enfermedad no, pero sí se podría haber anticipado, atendido con mayor premura y no dejar que llegara a tan peligroso extremo.






Comentarios