La familia de una adolescente que se quitó la vida hace algunas semanas, denunció que descubrieron una vez que se sucedió el lamentable hecho que había sido víctima de abuso sexual por un adulto.

“El abusador es el hermano de una compañera de la escuela”, manifestó de manera pública Ayelén Cattani, hermana de Millaray, la adolescente que hace dos meses tomó la dramática decisión de quitarse la vida en la localidad de Puerto Deseado.  Sin consuelo y sin certezas de los motivos aparentes para haber tomado tal determinación, la familia y según lo hicieron de manera pública, dieron inicio a una investigación que culminó con la confesión por parte de una amiga de la niña fallecida quien dijo que había sido abuso sexual por parte de un mayor de edad quien hasta momentos antes de su fallecimiento la seguía hostigando.

Esta revelación motivó a que la familia de Millaray se presentara a la Justicia para denunciar al sujeto lo que motivó el inicio de una causa.

Ayelén, su hermana, dijo que su familia reclamará justicia hasta que el abusador esté preso.Web

A través de su cuenta de Facebook, Ayelén manifestó su sentir y el de toda la familia y adelantó que no se van a detener hasta tanto se pueda dilucidar el hecho que habría provocado el estado de indefensión de Millaray quien tenía quince años al momento de tomar la determinación de quitarse la vida.

Desde entonces la familia, y al considerar que no había exteriorizado problemas para tomar tal decisión, es que comienzan con diversas averiguaciones entras las amigas mas cercanas y  se dan con la novedad que cuando tenía 13 años, Millaray había sido vejada por un sujeto que ahora tiene 21 años. Este mismo escenario fue confirmado por otras cinco adolescentes que conocían del sufrimiento de Millaray.

Ni bien se dio intervención a la justicia, se tomaron ciertas medidas como retener el  teléfono celular de la víctima por parte de la DDI con asiento en Caleta Olivia para ser peritado, aunque la familia considera que estas acciones son insuficientes, porque ya se tendría que haber citado a declarar al acusado y todavía eso no se hizo.

Ayelen Cattani publicó un escrito en su cuenta de Facebook en el que cuenta como viven los días sin Millaray, y allí afirma que no van a parar hasta que el responsable del “abuso” de su hermana esté preso.