La madre de Rodrigo Curaqueo fue citada a prestar declaración en instalaciones de la Seccional Cuarta de Policía en relación a la muerte del joven hace tres meses en instalaciones de la Seccional Quinta de Policía. Andrea Muñoz estuvo acompañada por su hija, Brenda Curaqueo y en diálogo con los medios ratificó su postura sobre que el joven fue asesinado por la policía.

La indagatoria fue el miércoles por la mañana en instalaciones de la Seccional Cuarta frente al Jefe de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia, Comisario Pedro Vargas, quien tiene a su cargo varias investigaciones por sumarios administrativos en la zona.

La madre de Rodrigo continúa pidiendo justicia por su hijo.

En este caso particular, la intención es analizar la conducta de los efectivos policiales que estuvieron en la dependencia policial el día que fue encontrado muerto el joven Rodrigo Curaqueo.

Ni bien ocurrieron los hechos, y de forma paralela a la causa Judicial, se inició una investigación interna por parte de la fuerza policial, por lo que se procedió a la separación del cargo a los funcionarios que estuvieron en la dependencia policial el pasado 8 de abril cuando fue encontrado el cuerpo de Rodrigo Curaqueo. En esa oportunidad, y a esto lo marca el sumario interno, por ese entonces el Jefe de la Policía de la Provincia dispuso la separación de 6 efectivos por el lapso de 30 días.

La madre de Rodrigo continúa pidiendo justicia por su hijo.

Según comentó la propia Andrea Muñoz luego de prestar declaración, fue un momento de dolor, porque tuvo que remover todo lo que significó ese día al enterarse de la muerte de su hijo. “Ratifiqué que mi hijo fue asesinado por la policía, y no voy a claudicar en mi pedido de justicia”, sentenció.

El joven Curaqueo fue encontrado muerto en uno de los calabozos de la Seccional Quinta y al darle aviso desde la Fuerza a la madre sobre lo acontecido, se le expresó que Rodrigo se había quitado la vida; esta hipótesis de manera inmediata fue puesta en dudas por la familia, ya que comenzaron a hablar sobre que la policía era responsable de la muerte.