La histórica torre de la Iglesia un símbolo emblemático de la historia deseadense.


En los últimos días, la histórica torre de la Iglesia “Nuestra Señora de la Guardia” se vio envuelta en una seguidilla de reparaciones y finalmente, luego de la previa colocación e iluminación del reloj, sonaron por primera vez sincronizadas las campanas del campanario.

Esta iniciativa comenzó a gestarse en noviembre del 2018, cuando Guillermo del Valle, asesor en la relojería de la empresa Gnomon/Tempus Relojes Monumentales, se contactó con la Subsecretaría de Turismo local para comentarle y hacerle llegar el proyecto de colocación de relojes y automatización del campanario de la Parroquia. A raíz de ello, la semana pasada comenzaron a hacerse los trabajos necesarios para, primero hacer las pruebas piloto, y luego hacer la inauguración formal del retorno del sueño salesiano.

“Desde hace mucho tiempo nos provocaba curiosidad el faro de esta iglesia porque siempre veíamos imágenes en donde se notaba como que había un rudimento de relojes; no creo que haya habido pero es evidente que estuvo la intención de colocarlos. Después el personal de Turismo sacó fotos y observamos que cada una de las esferas que tiene la Parroquia tiene marcado incluso los minutos, por lo tanto en realidad hubo un sueño de que esta Iglesia tuviera un reloj” manifestó Guillermo del Valle en una entrevista brindada a “Puerto de Noticias” y agregó “la verdad fue un lujo estar en ella”.

Al mismo tiempo explicó que los trabajos realizados representaron “un proyecto importante y costoso, ya que no sólo se colocó el reloj sino que también se automatizó el campanario, el cual tiene cuatro campañas muy bonitas que fueron traídas de Alemania; además se le colocó un martillo eléctrico, un controlador litúrgico, para que suenen en forma automática, ya sea para llamar a misa, para indicar la hora, entre otras funciones”.

campanario iglesia

A su vez brindó detalles específicos del proceso de esta obra, puntualizando “preparamos la cara del frente de la torre para colocar el reloj, también reemplazamos los cristales por policarbonato de 6 milímetros, que es anti vandálico y tiene mucha seguridad, más cuando es la cara del frente. Además pintamos el cuadrante para colocar los números y trabajamos para colocar la maquina atrás, que lleva 12 voltios, un controlador externo con GPS.

También la esfera está iluminada por dentro con lámparas LED, de tipo luz cálida para que, por un lado, iluminen lo que eran los relojes antes y, por otra parte, para que sea totalmente diferente a la luz del faro” y afirmó “este reloj puede sonar cada hora u hora y media o puede sonar cada cuartos de hora, pero lo importante es que siempre va a dar la hora exacta. También tiene silencio de noche, es decir, va a sonar hasta las 00hs y luego va a volver a funcionar a las 7 u 8 am”.

En cuanto a las evaluaciones previas que tuvieron que hacer para que el trabajo sea efectivo, comentó “tuvimos que reparar en muchas cosas, porque ustedes tienen el tema del viento y el tema del mar; por lo tanto cuando se fabricó la maquina se pensó en ejes externos de acero inoxidable, en agujas que están tratadas especialmente con pintura zincada, para que pudieran soportar el tema de la sal; son bien grandes, de alto espesor para que se puedan ver desde la costa”.

Para concluir valorizó positivamente el poder hacer este tipo de trabajos, y al respecto destacó “tenemos la suerte de visitar edificios que son emblemáticos del país, como el cabildo de Buenos Aires por ejemplo. También hemos hecho campanarios grandes en la Basílica de la Medalla Milagrosa con seis campanas; estamos en proceso de arreglar el de la Plata, que tiene 30 campanas. Nos gusta mucho esto y tenemos la suerte de que nos permite visitar cosas muy curiosas como esta Iglesia, que si no me equivoco es la única de Sudamérica que tiene faro”.

deseado campanario iglesia






Comentarios