Entre las áreas más afectadas son clínica médica, cardiología, cirugía plástica, medicina generalista, pediatría.


La ciudad está padeciendo hace bastante tiempo la salida de médicos del público y la pérdida de valiosos servicios y prestaciones.

Perito Moreno tiene un constante crecimiento demográfico por sus recursos naturales y por la radicación de importantes empresas que invirtieron para desarrollar la actividad minera, lo cual logró el arribó de una gran cantidad de personas que residen ahí.

Para muchos, este crecimiento debe ir a acompañado de servicios que puedan responder a la demanda comunitaria, ya que las distancias a cualquier otro punto de la provincia es significativo.

En este contexto, el funcionamiento de la salud pública en Perito Moreno es una variable que no acompaña este proceso y en consecuencia no responde a las expectativas de esta localidad que necesita de servicios eficientes para estar a la altura de la demanda social.

En consecuencia, quienes padecen esta situación son los vecinos, los miles de trabajadores del sector público y privado, que deben convivir con la intranquilidad de no contar con un sistema que les brinde garantía a su salud, en caso de algún hecho desafortunado, teniendo en cuenta además los kilómetros que separan a este lugar del resto.

ALGUNOS DATOS

En último tiempo se conoció que en la gestión de esta dirección, 14 profesionales decidieron marcharse, más las tres administrativas quienes, como fue de público conocimiento, tuvieron un enfrentamiento con la responsable de la institución, que no mostró capacidad de resolución y que puso en vilo a toda una comunidad.

También se supo, que entre las áreas más afectadas por este contexto, se mencionan, clínica médica, cardiología, cirugía plástica, medicina generalista, pediatría, odontología, psicología, instrumentación y enfermería, producto de la renuncia masiva de los profesionales en este hospital.

En tanto, también se puso énfasis en el área de ginecología que es una de las más afectadas, en los últimos tiempos se desarmó el servicio en menos de dos meses y están yendo a cubrir periódicamente ginecólogas de Puerto Deseado.

Por último, son los médicos especialistas temporales en traumatología que venían de Las Heras y Puerto San Julián, los que también definieron no prestar más sus servicios profesionales, mismo caso para un oculista que estaba en la misma condición.






Comentarios