Javier Stoessel, vocal del Tribunal de cuentas de Santa Cruz pide que se entregue el dinero para educación.


Según Stoessel, todos los días hábiles Santa Cruz recibe desde el Gobierno Nacional, por la Ley de Financiamiento Educativo, el importe de $ 4.260.900 Esos montos deberían servir para garantizar el estado de las escuelas y el funcionamiento del sistema, pero nada de eso resulta suficiente en una Santa Cruz quebrada en la cual la plata para la educación tiene destinos inciertos.

El Doctor Stoessel remarcó que los montos recibidos mensualmente de enero a mayo de 2018 por ley de financiamiento educativo ascienden a $ 430.354.100 (según lo informado por el Ministerio de Economía de Nación).

“Este es el monto de dinero que nunca llegó a la educación, que debiera permanecer en la cuenta a disposición para sortear el cúmulo de emergencias del sistema educativo y reparar las escuelas en debida forma, pero que absorbido por el FUCO (Fondo Unificado de Cuentas Oficiales) en su gran mayoría, nunca termina de aplicarse a su destino legal”, explicó el Vocal.

Stoessel cuestionó a las autoridades del Concejo de Educación que atribuyeron los problemas en las escuelas de la provincia a una supuesta ola de sabotajes:”Es más fácil hablar de sabotaje y responsabilizar a otro que explicar por qué no llega el dinero a su destino.”

Mantenimiento

Los fondos deberían estar destinados al mantenimiento y la refacción de edificios escolares. Por otra parte, Stoessel explicó que lo que se realizó recientemente es una desafectación de los montos que la Provincia transfería al mantenimiento y refacción de edificios escolares producto de las regalías en hidrocarburos y minería pero, a su vez, advirtió que nunca se hicieron las cancelaciones de los montos acumulados correspondientes a los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

Transferencia

“Con la nueva ley de presupuesto, se suprime este 3% y se libera el dinero para ser utilizado en rentas generales dejando una vez más a la educación librada al azar”, señaló Stoessel; “Hoy la Provincia no puede garantizarnos ni el mantenimiento de las escuelas ni decirnos dónde está el dinero adeudado con respecto a los montos que quedaron pendientes, que son anteriores a la derogación del famoso 3% que establecía la ley”, dijo el Vocal para finalizar.




Comentarios