Alejandra Rojas vive en San Rafael y desde hace un mes aproximadamente había perdido contacto con su hijo


Alejandra Rojas vive en San Rafael y desde hace un mes aproximadamente había perdido contacto con su hijo que había ingresado al Regimiento de Caballería en Puerto Deseado.

Rojas recurrió a Vía Caleta para dar a conocer su situación, divulgar su problemática y ayer se comunicó para anunciar que tras la publicación su hijo había decidido permanecer en el barrio Próspero Palazzo en Comodoro Rivadavia.

Ayer había trascendido que su hijo de 22 años de edad, Juan Ignacio Cifuentes determinó desertar de las actividades que desarrollaba en el Ejército en Puerto Deseado, donde había sido designado y quedarse en la ciudad chubutense.

Juan Ignacio Cifuentes fue buscado por su madre

“Me llamó un sargento y me comentó que vio la publicación en el diario. A partir de ahí con abogados del Ejército lo ubicaron y se comunicaron conmigo”, dijo Alejandra Rojas, quien agradeció la difusión dada.

“Pude hablar con él, me contó su decisión y quedé mucho más tranquila”, aseguró la madre, quien también sostuvo que su hijo permanecerá en Comodoro Rivadavia.

Rojas, aseguraba en la búsqueda que su hijo Juan tiene 22 años de edad y hace un par de meses habría ingresado al Regimiento de Caballería Tanque 9 en Puerto Deseado.

Su último domicilio conocido fue en Comodoro Rivadavia.

Según su madre, ella se comunicaba con él día por medio, y desde hacía mas de 20 días no sabía nada de él. “Ni siquiera responde el teléfono porque “está apagado””, había dicho.

Consultada sobre el último domicilio que conocía de su hijo, explicó que lo último que sabía que estuvo residiendo en un Hostel en barrio Palazzo de la ciudad Comodoro Rivadavia, pero que nadie responde y no obtuvo alguna respuesta de allí.

“Eso es todo lo que sé, porque después no me escribió más”, dijo Alejandra previo al encuentro.

Determinó dejar el Regimiento luego de conocer a una mujer y permanecer en Comodoro Rivadavia.

Desde este medio se trató de hablar con Juan Ignacio, y se pudo comprobar que su teléfono, el último número que tenía su mamá, se encuentra apagado.

Juan Ignacio Cifuentes tiene 22 años de edad, y estaba trabajando en el Regimiento de Caballería en Puerto Deseado. Ayer, su madre, Alejandra Ester Rojas, volvió a contactarse con él.




Comentarios