Durante la tarde del martes se realizó la colocación de la piedra fundamental.


En el día de la patrona de la cuidad, Santa Teresita la comunidad parroquial realizó una actividad singular. En un predio ubicado sobre el Jardín de Infantes N° 63 en el barrio Linda Vista, se realizó la ceremonia de colocación de la “piedra fundamental” de una nueva capilla y un centro comunitario.

El futuro templo católico será el cuarto en la localidad, luego de la Parroquia Santa teresita y las capillas Cristo Obrero y María Auxiliadora. Como ocurrió con otros edificios religiosos, esta obra se concretará con el esfuerzo de donaciones y contribuciones de vecinos y comerciantes de la localidad, además de acciones que llevar adelante la comunidad parroquial.

La capilla llevará el nombre de Monseñor Angelelli y compañeros mártires, que hace referencia a los sacerdotes Gabriel Longueville y Carlos Murias, y del laico Wenceslao Pedernera. Todos fueron asesinados por la Dictadura Militar y por decisión del Papa Francisco se concretó su beatificación.

La ceremonia fue encabezada por el padre Lito Álvarez y asistieron miembros de la comunidad parroquial y vecinos de la zona.

Como piedra fundamental se colocó un tubo de PVC en cuyo interior se guardaron testimonios de esta ceremonias, entre ellas, estampitas de diferentes santos, rosarios y un escrito con una serie de palabras de deseos que esta generación transmite a la posteridad guardadas en ese particular cofre.

El plano de la parroquia y un acta firmada por todos los presentes también se guardó en esa “piedra fundamental” que fue enterrada en el lugar donde se emplazará el altar del futuro templo religioso.

Alumnos del Centro Educativo Joven Labrador plantaron los primeros árboles del predio y un rosal blanco, cuya flor es símbolo de Santa Teresita. También en la ceremonia se escuchó el saludo grabado del Obsipo de Río Gallegos, Monseñor Cuerva




Comentarios