En una panadería de Constitución, los vecinos hacen fila cuando cierra el local y esperan las sobras del día que el dueño del comercio reparte.

Se trata de la panadería “La Helvética”, que produce todos los días la misma cantidad de productos, pero por la crisis por la pandemia y la baja de las ventas, cada día ven incrementadas las colas de gente que espera la entrega de productos.

Son familias de la zona que antes eran clientes pero ahora no tienen plata para comprar. Otros sino, compran “por 10 o 20 pesos” y aprovechan para preguntar a qué hora van a entregar productos.

Una panadera contó que antes eran unas 20 personas las que iban al lugar pero ahora “son unas 300” las que esperan recibir pan. “A veces no alcanza, y vuelven al otro día a ver si les toca. Es muy triste para todos: no es bueno para la empresa porque no podemos vender la mercadería, pero a la gente sí le sirve”.

Muchos son profesionales, o personal calificado, pero sin trabajo, o explican que no les pagan el sueldo, por lo que no les queda otra que llegar hasta la panadería por las noches.

Rápidamente el video publicado en Twitter se volvió viral y los comentarios de uno u otro signo, no tardaron en llegar.