Encapuchados escribieron frases contra la banca estadounidense y el presidente Mauricio Macri.


Un grupo de personas encapuchadas pintó y atacó el ingreso al edificio donde operan las oficinas de la banca estadounidense JP Morgan en Buenos Aires y dejó inscripciones contra el presidente Mauricio Macri.

“Fuera Mauricio Macri” y “Fuera ratas”, se podía leer en las paredes y puertas de ingreso al edificio ubicado en la avenida Belgrano 950 tras el ataque vandálico perpetrado por desconocidos que marcharon en el marco del paro nacional convocado por el moyanismo.

Los manifestantes que no habían sido identificados por la Policía de la Ciudad, que patrullaba en el lugar, escribieron con aerosoles y tiraron globos de pintura que alcanzaron hasta el segundo piso del edificio.

“Estábamos adentro. No sentimos nada. Nos enteramos por la tele. Es la primera vez que sucede esto, al menos en los últimos dos años. Sentimos asombro por lo ocurrido. Se podrían haber mandado para adentro del edificio“, dijo un empleado en declaraciones al canal TN.

En la Avenida de Mayo también hubo ataques vandálicos contra las sedes de los bancos Galicia y Francés. Estos resultaron detenidos por la Policía de la Ciudad.

JP Morgan Chase es una empresa financiera creada el año 2000 a partir de la fusión del Chase Manhattan Corporation y la J.P. Morgan & Co. (Banca Morgan).

La empresa, con oficinas centrales en Nueva York, es líder en inversiones bancarias, servicios financieros, gestión de activos financieros e inversiones privadas.

Actualmente, este banco confecciona el denominado índice Riesgo País que desde el 2000 posiciona a la Argentina de manera sostenida como uno de los países más riesgosos del mundo para realizar inversiones de largo plazo.

El 25 de abril de 2018, un movimiento del JP Morgan inició una corrida cambiaria contra el peso que sacudió la estructura del Banco Central y conmovió al Gobierno, que hasta ese momento veía un respaldo absoluto a su gestión por parte de esta banca.

A las 11.15, una hora 15 minutos luego de la apertura de los mercados, la mesa de dinero del Banco Central observó que había llegado una doble operación, de salida de las Lebac e inmediata compra de dólares, por un monto muy poco común: 800 millones de dólares.

Era una masa de dinero muy grande que pedía retirarse de la operación de la por entonces estrella del mercado financiero (las Lebac) a cambio de una salida rápida y a un precio de mercado de compra de divisas, con el objetivo de vender posiciones en pesos y salir del sistema financiero local.

La sorpresa fue aún mayor cuando la conducción de la entidad por entonces en manos de Federico Sturzenegger supo quién era el interesado en abandonar el mercado de capitales argentino: la orden había sido del JP Morgan, el banco de capitales internacional más cercano al Gobierno de Mauricio Macri.

Esta entidad estadounidense fue el lugar de trabajo de varios de los funcionarios más importantes del macrismo: Alfonso Prat Gay, Luis “Toto” Caputo y Vladimir Werning. Hoy los tres están fuera de la gestión de la coalición Cambiemos.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios