El ataque se produjo en Almagro. "Me invitó a pelear", contó el chofer que sufrió los efectos de los químicos.


Los hechos de violencia entre choferes, automovilistas y transeúntes están cobrando notoriedad por la frecuencia y la ferocidad con la que se producen. El más recientes de los casos fue el que se produjo en el barrio porteño de Almagro el pasado miércoles en horas de la tarde.

A la altura de las calles Sarmiento y Gascón, un taxista pasó a otro vehículo, y el conductor lo insultó, lo invitó a pelear y terminó tirándole gas pimienta en la cara. “No aguantaba el ardor en los ojos, era desesperante”, dijo el chofer, que tuvo que ser asistido por su propio pasajero.

“El conductor quería doblar a la derecha pero no podía, porque había otro vehículo delante de él. Yo me abro a la derecha y lo supero, y en ese momento me tira el auto encima. Por un pelito no me tocó la parte tarsera del auto”, relató Alfredo al programa de El Trece, “Nosotros a la Mañana”.

“Llego a la esquina y me detengo por el semáforo. El viene y se me pone el lado. ‘¿Por qué me tiraste el auto’, le pregunto. Me empezó a insultar, se bajó del auto y me invitó a pelear”, continuó el taxista. “Cuando el semáforo se puso en verde levantó la mano y me tiró una sustancia en la cara, irritante. A partir de ese momento no pude ver más nada, abría los ojos y no aguantaba el ardor. Era desesperante“, dijo.

El pasajero al que trasladaba le tiró agua en los ojos para calmarle el dolor. “No llegué a ver la patente de esta persona”, se lamentó la víctima.






Comentarios