El hombre había sido detenido tras quedarse con parte del dinero que llevaba junto a la víctima. 


El compañero de trabajo de María Caccone, la empleada de un frigorífico que fue asesinada este jueves de un balazo por motochorros que le robaron el dinero que iba a depositar a un banco de San Justo, fue liberado este viernes tras declarar ante el fiscal del caso.

Se trata de Marcos Fabian González, de 35 años, que recuperó la libertad esta tarde tras ser indagado por el fiscal especializado en Homicidios de La Matanza, Claudio Fornaro, quien le imputó el delito de “hurto calamitoso” porque aparentemente aprovechó la ocasión para quedarse con unos $20.000 de la empresa tras el hecho.

Fuentes judiciales aseguraron que el hombre, que no posee antecedentes, le dijo al fiscal que ese dinero había quedado en el lugar tras el robo y crimen de su compañera y que lo guardó para custodiarlo. Además, explicó que era el cumpleaños de su hijo y que necesitaba el dinero.

​El robo y asesinato de María Caccone

El hecho ocurrió el jueves alrededor de las 14 en el cruce de Australia y avenida Ignacio Arieta, en pleno centro de San Justo, partido de La Matanza, cuando Caccone y Goanzález abordaron un remis conducido por Juan Marcelo Rearte (44) en el frigorífico situado en el kilómetro 40 de la ruta 3.

Los empleados pidieron ser llevados hasta el centro de San Justo, ya que debían realizar un depósito de 40.000 pesos en el banco Comafi.

Sin embargo, antes de llegar a la entidad bancaria dos motochorros los interceptaron y se cruzaron delante del remis, tras lo cual uno de ellos se bajó empuñando un arma de fuego, se acercó a la ventanilla del asiento del acompañante en la que iba Caccone y, sin mediar palabra, efectuó un disparo que impactó en su cuello.

El ladrón disparó una segunda vez e hirió al chofer en la cintura, tras lo cual tomó la cartera de la mujer, que contenía parte del dinero, y se escapó con su cómplice.






Comentarios