Tres sujetos la asaltaron en el auto donde se trasdalaba con $120 mil. Tamién detuvieron al compañero de trabajo que iba con ella. 


Los investigadores del crimen de María Caccone, la mujer que fue asesinada de un balazo por motochorros que le robaron parte de los 120.000 pesos que iba a depositar en un banco de San Justo, analizaban varios videos donde quedaron grabados los tres presuntos autores del hecho esperando la llegada de la víctima, informaron fuentes judiciales y policiales.

Están filmados, son tres los sospechosos y los tenemos merodeando, media hora antes del asalto, la cuadra donde ocurrió todo”, dijo a Télam una fuente judicial.

Según las fuentes, las imágenes son de las cámaras de un local gastronómico ubicado en la misma cuadra de la calle Australia y avenida Arieta donde ayer, pasadas las 14, los motochorros asaltaron el auto Uber donde Caccone (39) viajaba con el dinero para hacer un depósito.

En los videos se observa que a las 14:02 pasa caminando primero un hombre con bigote, bermudas claras, remera negra y gorra roja y negra; seguido de otro con jean, remera ajustada al cuerpo oscura con gorra roja y blanca y con bolso tipo bandolera negro y, por último, a un motociclista que circula en la moto sobre la vereda detrás de los otros dos sospechosos, con casco negro colocado, anteojos oscuros y chaleco inflable negro.

Estamos seguros que esos son los autores materiales del robo. Estamos trabajando con las imágenes para identificarlos, localizarlos y detenerlos”, dijo a Télam un jefe policial.

Si bien ayer fuentes policiales mencionaban que la suma de dinero que llevaba Caccone trasladaba desde el frigorífico familiar al banco Comafi de San Justo eran 40.000 pesos, voceros judiciales aclararon que la cifra que la víctima llevaba consigo eran unos 120.000 pesos.

“Unos 19.000 o 20.000 pesos son los que le secuestramos al compañero de trabajo que está detenido acusado de haberse aprovechado de la situación para esconder en su ropa interior el dinero que quedó en el auto tras el asalto, pero unos 100.000 son los que faltan y en apariencia se llevaron los motochorros”, dijo uno de los investigadores.

En tanto, peritos de la Policía Científica encontraron incrustado y lograron secuestrar del capot del auto Renault Logan del chofer de Uber que llevaba a la víctima y también resultó baleado, un proyectil calibre 9 milímetros que será preservado para un eventual cotejo balístico en caso de que se secuestre algún arma.






Comentarios