El hecho se produjo en Castelar. El hombre contó detalles y aseguró que volvería a actuar de la misma forma. 


Valentino Romano tiene 21 años y el viernes pasado fue víctima de un intento de entradera en la localidad bonaerense de Castelar. “Susto no me llevé, más que nada me dio impotencia. Volvía de trabajar, estaba con un amigo, y veo que frena un auto atrás, me di cuenta que querían entrar y tomé esa decisión“, dijo en diálogo con el canal de noticias A24.

El joven llegaba a su vivienda cuando se dio cuenta lo que estaba por pasar, dio marcha atrás con su Volkswagen Amarok y pudo quedar por detrás del vehículo de la banda, del que ya se habían bajado al menos cuatro atacantes armados. Luego aceleró y escapó del lugar. “Por poco no atropellé a uno de los ladrones. Si lo hubiese hecho, sería yo el que ahora estaría demorado en la policía”, dijo.

“No fue una decisión valiente la mía, la cobardía es de ellos de salir a robar. Pero si lo tengo que volver a hacer, lo hago. Estaba mi mamá en la casa, lo haría nuevamente”, afirmó Valentino.

Además, reveló que los delincuentes dispararon contra su vehículo: “Cuando escapábamos, con mi amigo escuchamos seis detonaciones. Luego vimos que un proyectil dio en la patente de la camioneta, otro en el portón del garaje y de los otros cuatro se encontraron las vainas”.

Los ladrones dejaron el auto en el que se movían a unas 15 cuadras de la casa de Valentino, “y parece que ahí mismo robaron otro para huir. Son impunes”, cconcluyó.






Comentarios